EDITORIAL MASONICA.ES

El mayor catálogo del mundo en castellano.

CAFÉ MASÓNICO CON ALBERTO MORENO, AUTOR DEL DICCIONARIO MASÓNICO BILINGÜE INGLÉS/ESPAÑOL

  • Fecha:20-05-2015

Hoy tomamos un café con Alberto Moreno Moreno, autor del recientemente publicado Diccionario masónico (inglés-español/español-inglés), una obra realmente hecha a conciencia con más de 7.000 entradas, 8.500 acepciones y una gran cantidad de apéndices temáticos que van de las frases y modismos más comunes de la masonería a las denominaciones de las recepciones y Templos en los distintos Grados, pasando por la terminología de la justicia masónica, códigos de vestido, los gremios medievales y un sinfín de cosas más. Sin duda, la obra más completa del mundo en su género.

Café masónico.- Querido Alberto, ¿cómo surgió la idea de preparar un Diccionario Masónico bilingüe?

Alberto Moreno Moreno.- El Diccionario ha surgido más bien como una necesidad práctica. Hace varios años que entré en la Secretaría Provincial de Valencia para ejercer de traductor, donde hay una gran mayoría de Hermanos británicos, y empecé a traducir para varias Órdenes masónicas, unas más extendidas y otras que están introduciéndose ahora en España. Para poder traducir correctamente el vocabulario específico de cada una empecé a guardar toda la documentación masónica en inglés que encontraba: Estatutos, Decretos, documentos descargados de internet, etc. En ocasiones, cosas tan aparentemente simples como una Convocatoria o las Actas de un cuerpo colateral se convertían en una valiosa Piedra de Rosetta que me permitía traducir con el vocabulario adecuado y sin tener que improvisar. El Diccionario es en realidad un compendio de toda esa información útil que he ido almacenando.

CM.- ¿A quién está dirigido el Diccionario?

AMM.- Supongo que no he podido evitar pensar en todo momento en cómo proporcionar la mayor utilidad a otros Secretarios y traductores de rituales. Pero también puede ser útil para cualquiera que deba trabajar masónicamente en ambos idiomas, e incluso para el que desee asomarse al universo masónico inglés.

CM.- ¿Cómo comenzaste a traducir textos masónicos?

AMM.- Habitualmente siempre he realizado traducciones para empresas. Tras mi Iniciación en 2004 me sorprendió ver queninguna de las principales obras literarias masónicas en inglés estaba traducida al español, de modo que comencé por traducir los tres primeros Grados de Moral y Dogma, de Albert Pike. Me interesaba más popularizar al autor que no meterme en jaleos de editoriales, por no hablar de la autoedición, de modo que puse la traducción en dominio público para que el que quisiera se la descargase. Ignacio Méndez-Trelles, de Editorial Masónica, la vio y se puso en contacto conmigo. Enseguida hubo feeling, compartíamos el mismo criterio acerca de lo que valía la pena traducir y lo que no, y el resultado ha sido la serie de libros que hemos publicado. En 2009 la Secretaría Provincial necesitaba un Asistente que hablase inglés y español, y ahí comencé a traducir también documentación administrativa.

CM.- El Diccionario incluye también apéndices como Heráldica, calendarios o el Código de Vestimenta...

AMM.- Sí. Por puro sentido práctico, había cuestiones que necesitaban una explicación añadida, como el tratamiento de los Rangos masónicos, u otras que era mejor poner aparte para ofrecer una imagen más clara, como las abreviaturas de las Oficialías o el modelo de Actas en inglés.

CM.- ¿Cuál es la parte de tu trabajo que resulta más difícil?

AMM.- Seguramente la traducción de rituales sea la parte más delicada. Con los ritos de origen francés, como el R.E.A.A., la proximidad del idioma hace que las traducciones sean precisas y elegantes. Sin embargo, la traducción desde el inglés es más complicada porque el idioma no se ajusta tan bien. Además, los rituales anglosajones tienen un perfil esotérico muy marcado, y es preciso conocerlos bien antes de comenzar a traducirlos. Los españoles y franceses apenas memorizan el ritual, y por ello le tienen mucha menos consideración que los británicos. Esto se traduce en que es habitual que el traductor español se adentre despreocupadamente en el Ritual de Emulación sin darse cuenta de que se ha metido en un campo de minas, por lo que suele causar unas pérdidas de contenido simbólico considerables.

CM.- ¿Y la más parte más divertida?

AMM.- No pasa todos los días, pero sí me ha sucedido en ocasiones que me han enviado para traducir documentación de un Grado nuevo en España, que anteriormente no existía. y entonces me he dado cuenta de que no había ningún modelo a seguir, que me tocaba traducirlo por primera vez, y en cierto modo acuñar los términos de ese Grado al español, pendiente de que luego esas propuestas pasasen o no la prueba del tiempo.

CM.- De todos los libros que has traducido, ¿con cuál te quedarías?

AMM.- Obviamente si mi nombre está asociado como traductor a algo es a los siete volúmenes que componen la traducción de Moral y Dogma. Además, Albert Pike es tan genial que, tras pasar tanto tiempo en contacto con su obra, no puedes evitar ver la vida un poco a través de sus ojos y de su manera de entenderla. Sin embargo, si hay un libro que a mí me ha ayudado a entender lo que es verdaderamente la Masonería, ese es El Significado de la Masonería, de Wilmshurt. Wilmshurst es muy transparente, y sus libros mucho más didácticos en cuanto a la naturaleza última de la Masonería.

CM.- ¿Y algún libro que te gustaría traducir?

AMM.- Hay muchos libros buenos que se están publicando en el Reino Unido actualmente y que están haciendo que la historiografía masónica avance muchísimo. Me encantaría traducir cualquier libro de David Harrison. Pero si pudiese elegir un libro para traducirlo sería “A story waiting to pierce you”, de Peter Kingsley. Para cualquier persona interesada en la Iniciación dudo mucho que exista un libro más atrevido y rompedor que este.

CM.- ¿Cuál es tu próximo proyecto?

AMM.- Actualmente estoy intentando recuperar la obra y la figura de Francisco de Paula Castells, un Masón catalán protestante nacido en 1870 y enviado a misiones por la Sociedad Bíblica de Inglaterra, nación en la que permaneció la mayor parte de su vida. Allí escribió, en inglés, los que posiblemente sean los mejores libros publicados sobre el Arco Real. Aunque murió en 1936, estoy en contacto con la que fue su Logia en Kent para reconstruir la biografía del personaje. El próximo libro que publicaré será su "Evolución Histórica del Ritual del Arco Real".

_________________

ENCUESTA RÁPIDA

Una imagen de la masonería… La Piedra Clave del Arco.

Un olor especial en la logia… El incienso.

Una pieza musical para abrir una Tenida (Columna de la Armonía)… Mit Staunen sieht das Wunderwerk, de La Creación, de Haydn.

Una para cerrar los Trabajos… Non Nobis Domine, de Patrick Doyle.

Un Rito… El Rito de York.

Una ceremonia (masónica)… La Exaltación al Arco Real.

Un momento de una Tenida… El relato del hallazgo de la Nombre Sagrado.

Un personaje histórico para tomar un Café Masónico… Laurence Dermott.

Tu mejor ágape masónico… En general, desde que trabajo en Logias inglesas cada vez valoro más el Ágape y, sobre todo, el post-Ágape de mi Logia madre española, momento en que corren en libertad y fraternidad los cubatas, el tabaco y las ideas.

Una plancha excelente o un buen Café Masónico con varios hermanos… Seguramente la plancha que más asombro me causó fue una sobre el pensamiento de John Wilkes Booth en los momentos previos a asesinar a Abraham Lincoln, leída en Logia hace algunos años por un Hermano, Arquímedes, que recientemente ha pasado de la GLE al GODF. En cuanto a Cafés Masónicos, como tantas veces en la vida, con frecuencia los más improvisados suelen ser los memorables.

Un país para la masonería… Escocia.

Un deseo para la masonería… Más bien para mi Obediencia, la G.L.E.: que los Hermanos dejen de confundirse con elpasadode la Masonería española y descubran qué supone ser una Gran Logia de Masones Antiguos y Aceptados.

Un lamento por la masonería… Quizá lo mismo que en la pregunta anterior: el lamento por ver que en mi Obediencia el pasado no termina de morir y el futuro no acaba de ser comprendido como debiera.

Para terminar, ¿por quién brindarías para terminar un ágape?... ¡Por Editorial Masónica, sin duda!